:::PROYECTOSCERO:::TRANSFORMACION SCHROEDER MAQUETA PRIMERA

PREÁMBULO

El ejercicio consiste en tomar la casa Schroeder y darle un uso comercial cambiando el original destinado a  residencial.

Ese  cambio de uso será mera excusa para desarrollar operaciones arquitectónicas sugerentes y expresivas que modifiquen sensiblemente el proyecto original.

Se parte de un acercamiento previo que estudia especialmente los siguientes aspectos de la casa:
  • El soleamiento de ambas plantas.
  • La distribución cerrada y alta compartimentación de la planta baja.
  • La presencia homogénea del neoplasticismo en el interior y exterior de la vivienda.
  • El cerramiento:  conformado por planos orto normales entre sí, ingrávidos, que sugieren un previo movimiento, en aspecto independientes y detenidos en el tiempo para conformar finalmente las fachadas.

OBJETO

Luego de este estudio se desea transformar la casa Schroeder en una librería poniendo en valor los siguientes conceptos arquitectónicos:
  • Ser fiel a la inspiración neoplasticista de Rietveld.
  • Emplear la iluminación como recurso arquitectónico.
  • Llevar al interior el “juego” de superficies independientes.
  • Aprovechar al máximo el espacio. Eliminar compartimentación directa.








PROYECTO FINAL

Se diseña una librería conformada en su interior por dos hemisferios, divididos en dos a su vez, generando  4 espacios.

Estos 4 espacios se conjugan entre sí con el elemento clave del proyecto: el lucernario.
El lucernario es un cuerpo entero de aire, libre de trabas, que atraviesa el edificio generando los dos hemisferios.
Este bloque central y protagonista articula los 4 estadios y los "cose" mediante la luz.

Las 4 zonas limitan al lucernario mediante petos, unas veces opacos y otras reflectantes o traslucidos.
Los petos generados a partir de superficies independientes y distintas entre sí y los 4 forjados a distintas alturas generan en el interior una sensación de dinamismo, ya existente en las fachadas del proyecto original (ingravidez, conjunción de elementos individuales, etc.).
El cristal reflectante es el material con más presencia en estos petos y en los de las escaleras, haciendo más potente la intensidad de luz en el mencionado bloque central.

Los solados y acabados verticales de la librería Schroeder se fundamentan en el neoplasticismo del proyecto original para dar un paso más, aumentando el colorismo si cabe; acercándose más a la radicalidad de tonos de Mondrian. Estos acabados se disponen en distintas geometrías sugiriendo de nuevo la idea de dinamismo ya comentada.

Por último, la piel del edificio queda también modificada, pues se eliminan elementos ya inútiles como balcones, algunas carpinterías, puertas en bandera, etc.
En su lugar se disponen unas fachadas distintas a las originales pero que guardan recuerdo del original al tener también superficies “móviles” que parecen detenerse para componer el cerramiento. Dicho homenaje al original solo se ve traicionado por la cristalera frontal del lucernario.


 





Finalmente la piel pierde los colores. No los necesita, ya que empleando el mayor numero de aberturas en fachada que dejan ver desde fuera el colorismo del interior, se produce un equilibrio correcto entre blanco/colores observando la casa en su totalidad (interior y exterior relacionados).